También llamado fertilizante, abono químico o abono artificial, de origen mineral, producido por la industria química o por la explotación de yacimientos naturales (fosfatos, potasa). Usado para enriquecer el suelo y contribuir con el crecimiento vegetal, a través de una mezcla química. Aplicado a los terrenos para mejorar o aumentar su fertilidad, estimular el desarrollo de las plantas mejorando el contenido nutricional del  suelo además de ajustar su acidez o alcalinidad. Entre ellos podemos desatacar el ácido fosfórico, poli fosfatos de amonio, fosfato-sulfatos de amonio, ácidos como el nítrico (nitro fosfatos) o el clorhídrico).

Leave a Reply

Your email address will not be published.