Son cada una de las ramas del árbol filogenético propuesto para agrupar a los seres vivos. Se interpreta como un conjunto de especies emparentadas con un antepasado común. Cualquier grupo con un antepasado común es un grupo monofilético de organismos y puede ser representado mediante un cladograma, por ejemplo, un gráfico en forma de “árbol genealógico”.

Es muy usado en el caso de las aves que tienen antepasados en común (dinosaurios) con los reptiles. Un clado representa una teoría particular acerca de la evolución de un grupo biológico. La veracidad del clado es puesta a prueba por una combinación de métodos de análisis filogenético, que buscan el grafo (gráfica) más simple compatible con los datos disponibles e investigación biológica de los problemas que representan las incongruencias en el árbol. Cuando un clado se presenta consistentemente en distintos análisis, que parten de distintos conjuntos de datos o emplean diferentes técnicas de agrupamiento, puede considerarse apropiado designar un taxón o, como es más frecuente, dar por válido uno ya reconocido con anterioridad.  Los taxones o grupos de la clasificación ideales son los que se corresponden exactamente con los clados naturales, es decir grupos monofiléticos (en sentido estricto); sin embargo, la tradición y razones prácticas hacen que frecuentemente se mantengan en la clasificación grupos parafiléticos, en los que aunque hay un ancestro común de sus miembros dentro del grupo, no se incluyen en él todos sus descendientes. Es el caso del concepto amplio de reptiles.

Leave a Reply

Your email address will not be published.