Bioparque Aldea Colibrí
BIOPARQUE ALDEA COLIBRI (ANSERMA COLOMBIA)

PROYECTO EN ALIANZA CON LA ASOCIACION HUELLAS DEL FUTURO

 

INTRODUCCIÓN

Aceptar la diversidad es mirar el universo de múltiples maneras  que nos permiten descubrir la armonía y disfrutar del equilibrio que nos brinda la naturaleza. Es mirar al otro como igual, escuchar su propuesta, invitar a la fiesta y permitir que cada uno baile su propia danza.
Es reconocer que todos somos diferentes, que sentimos y amamos, de forma diferente.
Son estas riquezas culturales las que nos permiten construir una sociedad tolerante, democrática
y de mutuo entendimiento.
Así mismo sucede con la biodiversidad, con la diferencia que la armonía de los bosques es natural y los conflictos no existen sino hasta que llega el ser humano a cambiar la dinámica de acuerdo a sus intereses, siendo ese medio ambiente la base de sus actividades que satisfacen sus necesidades primarias. Algunos seres humanos en su afán de satisfacer esos intereses, recurren a prácticas inadecuadas, poniendo en peligro el equilibrio y la supervivencia de esa biodiversidad y por ende, su parte social y cultural que tiene como resultado su propia degradación y la de su alrededor.

Es por ello que la asociación HUELLAS DEL FUTURO con el apoyo de SIMBIOSIS ACTIVA ORG, no ajena a esta realidad reconoce que como seres humanos podemos cambiar esa dinámica absurda y suicida, protegiendo el medio ambiente como medio vital para el progreso, desarrollo y calidad de vida de todos en la región en donde nos encontramos.

JUSTIFICACIÓN

Debido a las condiciones de pobreza y marginalidad en la que viven muchas personas en zonas pulmones del mundo ricas en biodiversidad, es paradójico que estando en zonas tan ricas las personas puedan llegar a ser tan pobres, según la definición de riqueza social que nos rige.
Debido a estas condiciones, el medio ambiente ha sido perjudicado en un alto porcentaje.
Las personas que habitan zonas con alta biodiversidad ignoran la riqueza real y fragilidad de los ecosistemas donde viven.
El ritmo de degradación del medio ambiente, ha venido aumentando a través del tiempo y en la actualidad ha adquirido cifras alarmantes con causas y efectos que varían de una región a otra, según diversos factores sociopolíticos, económicos y diversas clases de interés propios de la zona.

Hoy más que nunca se requiere un cambio de actitud, incrementando valores y prácticas individuales y colectivas para lograr una mejor relación con el entorno, partiendo desde el ámbito cotidiano, es decir desde nuestros hogares, porque allí es donde se fundamentan los valores, normas y pautas de crianza con el medio natural, cultural y social.

Nuestras acciones amenazan directamente el medio ambiente, aumentando la pérdida de la biodiversidad, el deterioro del suelo, la deforestación, degradación de bosques, contaminación del agua y acumulación de toxinas entre otros, que se ven reflejados en la deficiente calidad de vida de su gente, de los animales y las plantas. Con esta problemática se hace necesario crear estrategias y programas de conservación que involucren entidades de carácter público y privado como HUELLAS DEL FUTURO y SIMBIOSIS ACTIVA ORG que desarrollen un espacio donde se pueda rescatar y replicar conocimientos sobre preservación ambiental con el fin de generar conciencia ambiental.

PROBLEMÁTICA

Además de la falta de educación ambiental que tiene la región, los bosques andinos de la zona han sido abundantes por muchas generaciones pero se han ido disminuyendo por las prácticas inadecuadas, sumado  a la falta de gestión y apoyo por parte del gobierno.
La fauna y flora silvestres de municipio de Anserma actualmente son escasas, debido al reemplazo casi total de la vegetación natural por monocultivos específicos como el café, el plátano, pastos y cítricos, además de la presión ejercida sobre los bosques para la obtención de leña. Los guamos, nogales, cedros, guayacanes y carboneros que conformaban el sombrío de los cafetales establecidos con la variedad de café arábica, han ido desapareciendo gradualmente con la utilización de las variedades Caturra y Colombia. Actualmente solo se observan unidades dispersas entre cafetales o plantados como cercos vivos en los linderos de las fincas  y los largo de las vías internas. Los pocos bosques naturales existentes, están distribuidos en las pequeñas áreas, generalmente a las orillas de los ríos y quebradas, sumando unas pocas hectáreas de bosque. Estas áreas boscosas son mínimas pero protegen los nacimientos y cauces de cuencas y de micro cuencas hidrográficas abastecedoras de acueductos veredales de gran importancia para la región.

La influencia humana sobre las microcuencas es muy negativa, viéndose reflejada en el alto grado de contaminación que presentan las quebradas, ya que son muchas las personas que habitan en sus alrededores. Uno de los aportes contaminantes de mayor influencia, son las aguas negras y la ausencia de sistemas de alcantarillado apropiados, biodigestores o pozos sépticos;  además en tiempos de cosecha de café, la pulpa y la miel aumentan notoriamente la contaminación del cauce de las quebradas y sus afluentes. Los agroquímicos y la pulpa de café, utilizados como fertilizantes, son arrastrados hacia las quebradas por las aguas lluvias incrementando su contaminación y deterioro, y por ende  aumentando los costos de tratamiento de las mismas. Por otro lado, la tala indiscriminada por parte de los pobladores de las microcuencas, es otro factor que influye negativamente en el medio ya que la cantidad de árboles disminuye paulatinamente siendo éste uno de los problemas más preocupante. Paradójicamente la tuberia de conducción de la planta de tratamiento de agua potable denominada “Acueducto de Occidente“, que suministra agua a los municipios de Anserma, Risaralda San Jose y Belalcazar,  pasa por la zona sin abastecer a los habitantes del sector  y cuando se adelantan obras de mantenimiento en la zona, son cortados los árboles nativos que son el soporte de los nacimientos de las microcuencas de Tabla Roja, Cauya, Partidas, El Silencio, Tamarbía, Guapacha, San Pedro, La Palma, Tusas, Palo Blanco, La Rica, Chavarquía, las cuales abastecen al rio Risaralda y surten los acueductos en las veredas del mismo nombre.

Actualmente la agricultura del municipio se basa en el cultivo de café, plátano, pastos y algunos cultivos de Pancoger (maíz, frijol etc); las masas boscosas son mínimas y no se cuenta con una cultura forestal que complete un panorama de producción y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales y tampoco se cuenta con semilleros de especies forestales, a pesar de contar con condiciones climáticas y edáficas apropiadas y una ubicación privilegiada y estratégica respecto a los municipios aledaños.

Desafortunadamente no existe en el municipio ni en los municipios cercanos un vivero municipal que provea el material vegetal necesario para programas de reforestación.

SOLUCIÓN

Anserma es un municipio que debido a su configuración topográfica requiere sistemas de producción tendientes a la protección del suelo y la prevención de la erosión. Su relieve es escarpado con pendientes muy fuertes y más de la mitad de su territorio corresponde a tierras aptas para bosques y cultivos permanentes en sistemas multi-estrato.

Una de las mayores riquezas del municipio y la región es su potencial forestal representado por especies de alto nivel económico como: Cordia alliodora, Junglas neotropica, Cedrela odorata, Tabebuia rosea, Guadua angustifolia, entre otras, de las cuales aún quedan ejemplares que deben ser debidamente ubicados, cuidados y reproducidos en un banco de semillas con un vivero que se encargue de proporcionar el material vegetal necesario, permanente y adecuado en programas de reforestación para el establecimiento de bosques productores de oxígeno, protectores de suelos, hábitats de animales, sistemas agroforestales y silvo pastoriles, protección de cuencas hidrográficas, diversificación de cultivos, etc.

Con esta propuesta, la actividad forestal sería un hecho concreto que se verá reflejado en el mejoramiento del nivel de vida de las comunidades rurales y de la población en general pero sobre todo en la calidad de agua que se ha visto perjudicada por la tala.
Gracias a que el municipio hace parte de la declaratoria de Paisaje cultural cafetero, con el bioparque empoderaremos el concepto y lo haremos  más coherente.

El parque fomentará la educación de las comunidades locales a través de actividades como talleres, charlas y capacitaciones con especialistas en las distintas ramas (preservación animal, de suelos, de bosques, plantas  multipropósito, uso adecuado del agua, disposición de residuos, bajo impacto de vías en corredores biológicos, descontaminación, etc, dando prioridad a especies amenazadas endémicas y no endémicas, indicadores de buena salud de los ecosistemas.

OBJETIVO GENERAL

Crear un Bioparque en un espacio natural en el municipio de Anserma, donde además de educar sobre la biodiversidad de la región, se hará un banco de semillas con todo el equipo necesario para el cuidado, conservación y reproducción de semillas endémicas las cuales garantizarán la restauración ecológica de los ecosistemas degradados y mejorará la calidad del agua.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Visibilizar el bioparque como mecanismo de rescate y protección de flora y fauna endémicas.
  • Fortalecer a través del banco de semillas tanta para la producción de especies forestales como de usos múltiples (pancoger) que garanticen los programas paisajísticos y de silvicultura como los de soberanía alimentaria.
  • Recuperar a través de la reforestación, tierras erosionadas y cuencas hidrográficas de la zona como la Quebrada Tabla Roja, Cauya, Partidas, El Silencio, Tamarbía, Guapacha,
    San Pedro, La Palma, Tusas, Palo Blanco, La Rica, Chavarquía, todas en deterioro constante.
  • Concientizar con educación ambiental a la comunidad local y visitante para que aprendan y valoren la flora y fauna que los rodea a través de talleres de capacitación e inclusión en planes de reforestación.
  • Aportar al desarrollo sostenible de la región, aprovechando y empoderando la declaratoria de paisaje cultural cafetero que impulsará el ecoturismo y la microeconomía.
  • Vincular instituciones educativas agrícolas e invitar a los estudiantes en prácticas y trabajo social con énfasis en reforestación.
  • Fortalecer el tejido social promoviendo y facilitando la construcción de relaciones de cooperación, solidaridad y confianza entre las comunidades (urbanas y rurales), organizaciones sociales y educativas, para ofrecer alternativas viables y respetuosas con la naturaleza, distintas a la destrucción indiscriminada de tierras.
  • Ser un modelo replicable en otras zonas con problemáticas ambientales.
  • Generar el mínimo impacto ambiental por medio de criterios de sostenibilidad y buenas prácticas, aprovechando al máximo los recursos para obtener los máximos beneficios.
  • Sensibilización sobre la fauna andina.
  • Involucrar a todas las personas de todas las edades, visitantes y colaboradores externos sin distinción de género, raza, idioma, religión, estatus social, creencias, cultura, recursos, etc, con o sin conocimientos y a las comunidades locales beneficiadas; todo dentro de un plan de acción transparente y certero.

Si desea saber más o apoyar este proyecto, Por favor Contáctenos

Done para Bioparque
1

3

aldea colibri simbiosis
aldea colibri simbiosis

aldea colibri simbiosis

aldea colibri simbiosis
9
aldea colibri simbiosis
aldea colibri simbiosis
aldea colibri simbiosis
aldea colibri simbiosis
14
aldea colibri simbiosis

Leave a Reply

Your email address will not be published.